WILD WISH, el lleno y el vacío
10 March, 2016
“El diseño es una forma de mirar”
16 March, 2016

Mucho más que puntos de luz

PUBLICADO POR: NYOVA

Iluminar nuestro espacio de diseño de manera eficiente es una tarea de gusto y sentido común. Lo primero a tener en cuenta es que no existen reglas inamovibles al respecto, sino algunas consideraciones que demuestran resultar extraordinariamente prácticas.

Cada persona tiene una idea bastante particular de qué tipo de iluminación prefiere y qué nivel de luminosidad se ajusta mejor a su estilo de vida. Algunos prefieren luces bajas y cálidas, para potenciar la sensación de hogar, mientras otros apuestan por lámparas blancas y brillantes.

Cualquiera que sea la elección, es preferible trabajar en un diseño de iluminación con cierto grado de flexibilidad, que permita adaptarlo a nuevas necesidades sin obligarnos a grandes transformaciones del plan original.

Las luminarias forman parte de la decoración de la habitación, su papel no es solo proporcionar luz, sino contribuir a la construcción de un determinado ambiente.

Lo primero que debemos considerar es el tamaño de la habitación y la altura del techo. También es importante tener en cuenta cuál es el foco de atracción de la estancia, y las funciones de los distintos espacios.

En todos los diseños de iluminación es muy conveniente disponer “capas” de luz: esto nos permite contar con una buena luz general y dispositivos exclusivos como lámparas de mesa, apliques de pared o focos dirigidos que añaden interés a zonas determinadas y destacan elementos específicos de la habitación.

En la decoración de nuestros días, las lámparas pueden ocupar incluso el centro de atracción. Más allá de su función, han sido diseñadas para aportar profundidad, significado, personalidad y encanto a nuestro espacio de diseño. Este es el caso de las lámparas de la serie FORM de Carlos Guijarro e Ivaán Gordillo, que forman parte de la primera Colección NYOVA y se encuentran a la venta en nuestra tienda online.